Boot to Gecko el nacimiento de un sistema operativo con carencias de accesibilidad

El grupo Mozilla, creadores de Firefox y Thunderbird, han comenzado un proyecto denominado Boot to Gecko. Este proyecto persigue crear un nuevo sistema operativo para tablets y smartphones utilizando tecnologías y recursos de software libre. Quiere competir con otras plataformas como Android o iOS.

El proyecto se encuentra en una fase inicial pero ya presenta una carencia muy importante. En ninguna de sus páginas de presentación o documentación mencionan la accesibilidad. Aunque la tecnología para crear interfaces será HTML5 no sabemos si se incorporarán productos de apoyo o el método para mostrar los diversos interfaces del sistema proporcionará alguna capa de accesibilidad que permita a un producto de apoyo acceder a la información.

Enmendando el error

Es un problema conocido que muchos de los desarrolladores y profesionales del software desconocen las necesidades de los usuarios con discapacidad y los requisitos de la accesibilidad. Somos los usuarios, con y sin discapacidad, los que debemos avisar del problema para que pueda darse solución. Una de las ventajas de los proyectos de software libre es que todo el mundo, en principio, puede participar en ellos. Es nuestra labor la de participar en este proyecto pidiendo y colaborando para que el proyecto siga unas pautas de accesibilidad que garanticen el acceso a todos los usuarios.

Conceptos básicos de accesibilidad en interfaces

Cualquier aplicación, independientemente del lenguaje de programación utilizado o plataforma para la que se destina la aplicación, posee un interfaz gráfico para el usuario. Este interfaz emplea una serie de controles que le permiten al usuario interactuar con la aplicación, los datos gestionados por la misma y las diversas funciones que ofrece la aplicación.

En el diseño de interfaces gráficas de usuario hay multitud de guías, conceptos y tendencias. El problema es que la accesibilidad aún no es una norma obligatoria en ellas aunque existen leyes en países y regiones que solicitan que las interfaces de las aplicaciones incorporen características de accesibilidad.

En este artículo hablaremos de algunos conceptos básicos que podemos incorporar en nuestras interfaces gráficas para incrementar el nivel de accesibilidad de las mismas.

Identificación de controles

Las interfaces gráficas, en su mayoría, presentan controles que permiten al usuario introducir, seleccionar o modificar información así como activar funciones de la aplicación. Estos controles son botones, cuadros de edición, listas de selección, casillas de verificación, etc.

Un usuario necesita identificar para qué sirve cada control de la interfaz y qué información hay que introducir o seleccionar en cada caso. Para ello debemos proporcionar una etiqueta que, de forma visual, identifique la funcionalidad del control o la información que el usuario debe introducir. Esta identificación debe hacerse, preferentemente, a través de un texto ya que si utilizamos imágenes, estas pueden resultar confusas para el usuario (no todo el mundo interpreta de la misma manera los pictogramas) o resultar inaccesibles (no todos los usuarios pueden acceder a la información visual).

La etiqueta debe estar en un sitio coherente con respecto al control. Lo más habitual, para los idiomas occidentales, es situar la etiqueta a la izquierda del control o arriba de este. De esta forma, el usuario puede asociar la etiqueta a su control.

Distribución de los controles

Un interfaz gráfico, al igual que un escrito o cualquier estructura de información, debe ofrecer una estructura o distribución de los controles que resulte comprensible para el usuario. Por ejemplo, lo más habitual es presentar, por ejemplo, los datos de un contacto siguiendo el orden de nombre, apellidos, número de teléfono, correo electrónico y dirección postal. Esta estructura es comprensible para la mayoría de usuarios y el orden de los campos es predecible para él por lo que el usuario se siente cómo a la hora de utilizar la aplicación. Esto repercute en la experiencia de usuario de nuestra aplicación.

A la hora de diseñar cada ventana o formulario de nuestra aplicación debemos estudiar la distribución de los controles de forma global y relacional prestando especial atención a que la presentación resulte comprensible y conocida para el usuario final de nuestra aplicación.

Sencillez de interfaz

Las interfaces gráficas más modernas persiguen la sencillez debido a varias razones: pantallas más pequeñas, mejora de la usabilidad y experiencia de usuario y división de subinterfaces por funcionalidad. Para ello se han creado métodos para mostar distintos niveles de información en una misma superficie. Para ello se utilizan pestañas que nos permiten cambiar entre vistas de información o botones que muestran una nueva ventana de la aplicación.

Esta posibilidad de mostrar varias subinterfaces en nuestra aplicación nos permite diseñar nuestra interfaz general de forma que podamos definir subgrupos según funcionalidades o secciones de información. Todo esto persigue mostrar el mínimo número de controles necesario por pantalla. Un usuario, sobre todo si es un nuevo usuario de una aplicación, se mostrará confuso y desconfiado ante una interfaz con demasiados controles en pantalla. Una sensación similar podemos experimentarla al observar el tablero de mandos de un helicóptero o un avión antiguo, los cuales podemos observar en muchas películas de cine bélico o de acción. Esas interfaces de vehículos complejos muestran, en poco espacio, multitud de relojes, botones, conmutadores y niveles que resultan incomprensible para alguien que no sepa pilotar dicho artilugio.

Debemos vigilar no mostrar demasiados botones o campos de información en cada una de las ventanas de nuestra aplicación. Dependiendo de la complejidad de la misma y el perfil de usuario a la que vaya dedicada nuestra aplicación este número máximo de controles oscilará entre 3 y 15 controles. Estos valores son orientativos, por supuesto.

Cerrando espacios en Mission control con VoiceOver

Parece ser que uno de los principales errores en accesibilidad de la primera versión de OSX Lion, el sistema operativo de Apple para ordenadores de sobremesa y portátiles, es la falta de documentación en VoiceOver y otros productos de apoyo.

En un artículo anterior de este blog comenté que VoiceOver era incapaz de cerrar un espacio en Mission control. El problema es que si el usuario desconoce el comando, VoiceOver no da la información y la información no está disponible en la documentación interna del producto pues sólo lo sabrá el personal de la propia Apple. Esto ha pasado con el comando que nos permite llevar a buen término esta tarea.

Creando y cerrando espacios en Mission control

Para crear espacios con VoiceOver es muy sencillo. Simplemente debemos ir a Mission control y buscar el botón para crear un nuevo espacio.

Para cerrarlo debemos ir a la lista de espacios en Mission control y colocarnos sobre el espacio que queramos cerrar. Una vez sobre él pulsaremos la combinación de teclas Control+Opción+Comando+F2 o VO+Comando+F2. Con esto nos saldrá un mensaje indicando que pulsemos la tecla Enter para aceptar la acción o Escape para cancelar.

Errores de actualización en OSX por la caché

Hace un tiempo mi amigo @Evarelac me comentó que tenía un problema con las actualizaciones de OSX, el sistema operativo de Apple para ordenadores portátiles y equipos de sobremesa. El problema consistía en que al intentar descargar o ejecutar una actualización utilizando el sistema de actualizaciones de software incluido en OSX le daba un mensaje de que la descarga estaba corrupta y no se podía actualizar el sistema.

El problema puede deberse a varias causas pero la solución es común a todas ellas

Forzar al olvido

A veces un fichero de actualización se queda atascado en el sistema y ni puede borrarse ni ejecutarse por el sistema de actualización. La solución pasa por eliminarlo de la caché del sistema. Para ello debemos ir a la carpeta Librería de nuestro usuario y eliminar todo el contenido de la carpeta cache que se encuentra dentro de la misma. Con esto borraremos cualquier archivo atascado en el sistema de actualización.

Permisos y archivos

OSX, con el tiempo y la actividad del usuario, va acumulando cambios de carpetas y archivos, así como de permisos de las carpetas. Este sistema de permisos es el que preserva a nuestro equipo de que un usuario o programa toque donde no debe. De vez en cuando y tras la instalación de una aplicación pesada debemos restaurar los permisos del disco. Es una operación que tomará unos minutos y es muy sencilla de realizar.

En la carpeta aplicaciones encontraremos una carpeta llamada Utilidades, dentro de ella encontraremos la aplicación Utilidades de disco. Esta aplicación nos permite gestionar distintos aspectos de nuestros discos y volúmenes.

Para restaurar los permisos de nuestro disco debemos seleccionar nuestro disco en la tabla de discos que aparece la aplicación. En la pestaña I ayuda hay un botón para restaurar los permisos del disco.

Solución polifacética

Estas dos actividades solucionan muchos problemas comunes del sistema de actualizaciones de OSX, Safari y otras aplicaciones.