Instalar Chromevox en Google chrome 14

La empresa Google está trabajando en un sistema operativo para ordenadores portátiles y de sobremesa cuyo corazón sea su navegador web. Este sistema operativo, conocido como Google Chrome OS, trabajará utilizando todos los servicios de la Web. El navegador de Google, más conocido como Google Chrome, hará las veces de interfaz de este sistema operativo en la nube.

Google, para mantener una coherencia con sus declaraciones públicas en las que indican que están concienciados con las personas con discapacidad y que trabajan en pro de la accesibilidad de sus productos, han decidido dotar a su navegador web de un lector de pantallas. Este lector de pantallas es conocido como Chromevox y puede ser instalado en cualquier versión de Google chrome, sea para Windows, OSX, GNU-linux o para el propio Google chrome OS.

Este lector de pantallas utiliza un método de navegación relativamente sencillo basado en la exploración de los elementos de una página web a través de diversos niveles de precisión semántica. Podemos navegar una web de forma lineal saltando entre bloques, objetos, frases, palabras o caracteres de una página.

Podemos utilizar este lector en las versiones de Google chrome 14 para OSX, Windows o GNU Linux gracias a la posibilidad de utilizar la síntesis de voz de cada sistema. La instalación no es demasiado compleja aunque los usuarios de lectores de pantalla pueden encontrar alguna barrera debido a las incompatibilidades de los lectores de pantalla con Google chrome 14.

Instalación de Chromevox

Lo primero que debemos tener instalado es el navegador Google Chrome 14. Una vez instalado, y tras unas pequeñas modificaciones a este navegador web, podemos comenzar el proceso de instalación de la extensión Chromevox.

La primera modificación que debemos hacer en este navegador es forzar la utilización de extensiones experimentales. Esto se debe a que Chromevox aún no es una extensión pública y está en periodo de desarrollo. Para conseguir esto debemos ir a la siguiente dirección URL desde Google Chrome: chrome://flags
. Se abrirá una página web de configuración de Google Chrome. Explorando la página encontraremos un elemento llamado API de extensiones experimentales y un enlace para habilitarlo. Tras activar este enlace podemos seguir con el proceso de instalación.

Ahora debemos instalar el paquete CRX de Chromevox. La opción más sencilla y que presenta menos barreras para un usuario de lector de pantallas es descargando el paquete de instalación desde la página de descarga de chromevox ya que el proceso de instalación de Chromevox desempaquetado presenta un interfaz inaccesible o no compatible con la mayoría de lectores de pantalla para Windows y OSX.

Descarga el paquete CRX de Chromevox del 26/08/2011 desde el propio navegador Google Chrome. Se abrirá un cuadro de diálogo en el interfaz de la aplicación solicitando la confirmación para la instalación de la aplicación CRX. Tras aceptar, comenzará un proceso automatizado para su instalación.

Tras la instalación Chromevox comenzará a hablar.

La configuración de la síntesis de voz es automática para las versiones de Windows y OSX. En el caso de GNU Linux es el usuario quien debe realizar las configuraciones necesarias. Este proceso es bastante complejo y aún no se ha proporcionado un documento por parte del equipo de Chromevox.

Google chrome 14 más accesible para algunos y menos para otros

Ayer Google publicó la versión 14 de su navegador web, más conocido como Google chrome.

Este navegador web es conocido por su interfaz simple y su potencial ampliación utilizando extensiones y aplicaciones compatibles para este navegador.

En esta versión 14 se han incorporado, por fin, varias de las mejoras en accesibilidad en las que Google estaba trabajando. La versión más beneficiada por estas mejoras es la versión para OSX, el sistema operativo de Apple para sus equipos de sobremesa y portátiles.

Esta versión muestra los diversos elementos semánticos y de formularios propios de una web de forma compatible con la capa de accesibilidad de OSX, esto provoca que VoiceOver, el lector de pantallas de Apple, pueda detectar textos, imágenes, encabezados, enlaces y controles de formulario.

Aún existen algunos problemas con la interacción de cuadros de texto, activación de botones y algunos elementos dinámicos que utilicen Ajax u otras tecnologías. VoiceOver no puede activar algunos de estos controles o no puede acceder al valor de estos campos de formulario.

Otros problemas conocidos de Google chrome 14 y VoiceOver es la imposibilidad de seleccionar texto, acceder al menú contextual de los elementos interactivos de la página y la manipulación de ciertas opciones de configuración, como la gestión del menú de marcadores.

Las versiones para otras plataformas, como Windows o GNU-Linux, no poseen tantas mejoras en accesibilidad como la versión para OSX. Esto se debe, en principio, a que esta versión 14 ha sufrido una última adaptación específica para OSX Lion para adaptarse a nuevas funciones incorporadas en la última versión del sistema operativo de Apple.

Puedes descargar Google chrome 14 de la página de Google chrome.

mapas, ciegos y pantallas táctiles

Las personas para orientarse y conocer su entorno han utilizado una herramienta muy antigua: el mapa. Mapas hay de diversos tipos: de itinerario, geográfico, topográfico, etc. Pero el mapa ha sido una herramienta lejana para las personas ciegas o baja visión al tratarse de una herramienta principalmente visual.

Con la llegada de Internet, tecnologías de geoposicionamiento y las tecnologías móviles las personas pueden disfrutar de mecanismos de búsqueda y orientación muy eficaces. Incluso las personas ciegas y baja visión pueden utilizar dispositivos específicos para su perfil de discapacidad que les permiten acceder a ciertos servicios de geolocalización. Pero el mapa sigue siendo inaccesible para ellos.

El mapa sigue siendo la herramienta más utilizada para orientarse y con la llegada de los dispositivos móviles con conexión a Internet esto es más evidente. Los teléfonos inteligentes, o smartphones, con receptor GPS y conexión a Internet utilizan servicios de mapas en tiempo real como los que ofrece Google y su Googlemaps para mostrar al usuario un mapa de la zona en la que se encuentra e información sobre puntos de interés. Pero estos mapas son, a nivel técnico, imágenes mostradas por pantalla por lo que una persona ciega no podrá acceder a la información a través de su lector de pantallas.

Existen mapas en relieve de ciertas ciudades, edificios y demás pero este tipo de adaptaciones son muy costosas y pesadas por lo que son poco útiles como herramientas de orientación en la calle o en el destino final. Además, la escala del mapa, al tratarse de un relieve, se pierde detalle a la hora de tratar líneas delgadas o indicar puntos precisos.

Pero como viene siendo habitual, la tecnología nos viene a dar la solución del problema de la inaccesibilidad de los mapas visuales. Las pantallas táctiles han demostrado ser una solución eficaz para que las personas ciegas exploren e interactúen con interfaces visuales en dispositivos móviles. Pues la solución pasa por dotar al gráfico del mapa de cierta interactividad con el lector de pantallas. Esto mismo hace la aplicación para iPhone llamada Ariadne GPS. Esta aplicación es simple en sus servicios pero demuestra gran calidad al ofrecer un interfaz completamente accesible para las personas ciegas.

Con Ariadne GPS una persona ciega puede saber en qué calle se encuentra o cuánto le falta para llegar a un punto de su interés. Pero la característica más interesante de esta aplicación es que podemos acceder a un mapa de la zona en la que nos encontramos, o de una dirección dada, y explorarla visualmente o con VoiceOver, el lector de pantallas para iPhone e iPad. Una persona ciega, arrastrando su dedo por la pantalla poco a poco, podrá reconocer el nombre de las calles que tiene a su alrededor así como el número de la casa o edificio. De esta forma, podemos hacernos una idea del lugar, dirección y distancia de la calle que buscamos. Además, la interfaz está traducida al español.

El método de exploración del mapa a través de los dedos, al principio, es algo confuso ya que la respuesta del lector de pantallas no es del todo inmediata y podemos desorientarnos un poco en el mapa. Además, la orientación del dispositivo también afecta ya que si nos giramos en la calle, el mapa girará con nosotros para que nos orientemos mejor.

La aplicación nos permite guardar nuestros sitios de interés pero no ofrece sitios de interés ya contenidos en bases de datos como las de Googlemaps. Esperemos que en nuevas versiones se incorporen estas características y se pulan algunos detalles de la misma. De todas formas, podemos utilizar aplicaciones de búsqueda de puntos de interés para la plataforma del iPhone, como es la aplicación gratuita AroundMe que nos permite localizar restaurantes, bares, farmacias y demás cercanos a nuestra posición y podemos usar Ariadne una vez que sepamos el nombre de la calle y número de edificio del sitio o comercio al que deseamos ir.

Podemos encontrar Ariadne GPS en la App store por un precio de unos $3, un poco más de 2 euros.

Recordemos que la tecnología GPS no es precisa y que podemos tener una posición errónea por un error de localización de varios metros por lo que debemos tomar todas las precauciones posibles a la hora de utilizar cualquier aplicación de geoposicionamiento.

Aunque la experiencia de explorar un mapa a través de arrastrar los dedos por una superficie sin relieve puede resultar confusa al principio, nos encontramos con otro uso interesante de la pantalla táctil como interfaz de entrada y salida accesible para personas ciegas y baja visión.

Chess-wise otro ejemplo de accesibilidad para ciegos en iPhone

En la App store empieza a verse los resultados del movimiento en pro de la accesibilidad en los juegos para iOS, el sistema operativo de Apple para dispositivos móviles. Poco a poco van apareciendo más títulos de aplicaciones que, bien incorporan un diseño accesible para ciegos o para otros perfiles de discapacidad.

Un ejemplo de este creciente interés en pro de la accesibilidad y de la accesibilidad como criterio de calidad es el del juego Chess-wise, o Ajedrez mente. el creador de este juego de ajedrez para iPhone se ha interesado en hacer que su juego, que antes no era nada accesible, lo sea para usuarios ciegos que utilicen voiceOver en su iPhone.

El desarrollador ha adaptado el tablero de juego y gran parte de sus opciones para que un jugador ciego pueda disfrutar del juego de ajedrez en su iPhone.

El juego está traducido al castellano y, aunque hay algunos fallos de traducción, se puede jugar con normalidad. Aún existen algunos fallos de accesibilidad para personas ciegas pero el juego es completamente jugable por usuarios con discapacidad visual total.

Aunque las mejoras de accesibilidad se limitan sólo para el uso y disfrute de personas ciegas, es esperanzador que este movimiento en pro de la accesibilidad del software para iPhone e iPad comience a dar sus frutos.

Puedes encontrar el juego de ajedrez en la App store de Apple buscando los términos chess-wise o Ajedrez mente

MyEvents, ejemplo de utilidad, simplicidad y accesibilidad para iOS

Dentro del catálogo de aplicaciones disponibles en la App store, la tienda de aplicaciones de Apple para sus dispositivos, encontramos aplicaciones muy diversas más o menos útiles. Un ejemplo de ello es MyEvents, una aplicación simple y efectiva. Su cometido principal es mostrar cuántos días faltan para un evento determinado. De esta forma se puede planificar el evento con suficiente tiempo.

Esta aplicación posee mucho potencial como suplemento a la aplicación de calendario de iOS ya que su desarrollador es receptivo a mejoras y sugerencias.

Accesible sin proponerselo

La aplicación es realmente accesible al utilizar los controles comunes de iOS, el sistema operativo de Apple para dispositivos móviles, encontrando únicamente un par de pequeños errores de etiquetado. Conozco al desarrollador de esta aplicación y se sorprendió gratamente de que su aplicación resultase accesible.

Concienciación y compromiso

El desarrollador de esta aplicación, @DFreniche, ha mostrado interés en hacer sus desarrollos accesibles al conocer la necesidad de los usuarios con discapacidad del acceso a las aplicaciones de la App store. Este trabajo de hacer accesible los interfaces de las aplicaciones, en muchos casos y gracias a una API de accesibilidad bien integrada en el sistema, es algo sencillo y que no requiere demasiado esfuerzo, siempre y cuando el interfaz siga las guías de diseño definidas por Apple.