Apple iPad 2, un ordenador para quien no quiere un ordenador

La empresa Apple puso a la venta este año 2011 la segunda versión de su dispositivo móvil de gran tamaño, el conocido Apple iPad 2. Este dispositivo es considerado por muchos como una simple mejora en hardware de la primera versión del tablet de Apple ya que sus dimensiones, autonomía y sistema operativo son comunes para ambas versiones. Pero es su procesador, el Apple A5 de doble núcleo y mejor control gráfico, y la reducción de sus dimensiones en grosor y peso las que hacen que la experiencia de usuario sea distinta entre el primer modelo y este iPad 2.

Este dispositivo, gracias a la sencillez y lo intuitivo de su interfaz, se ha convertido en el dispositivo ideal para niños, estudiantes y ancianos. La curva de aprendizaje para su manejo es muy inferior con respecto a otras plataformas como Android o WebOS. Ejemplos de esto se pueden encontrar en diversos portales de vídeo en Internet donde aparecen ancianas de más de 90 años o niños con menos de 3 años disfrutando del uso de su iPad. Todo esto, junto con el apoyo de ciertas editoriales y empresas de la publicación, han conseguido que este dispositivo, junto a su sistema operativo, hayan sido adoptado por escuelas, universidades y centros de estudios en varios países y estados de Norteamérica.

Imágen del Apple iPad 2

Puedes consultar sus especificaciones técnicas en la página oficial de iPad2.

Accesibilidad del dispositivo

Sus 600 gramos de peso y su grosor inferior a 9mm hacen que resulte cómodo de sostener en las manos. Unido al hecho de que la distribución de los componentes de su interior crean un reparto del peso más equilibrado provocando que la sensación de sostenerlo con una mano sea sencillo y seguro. Pero esta sensación no es permanente y el peso del dispositivo se deja notar tras un tiempo sujetándolo por lo que personas con problemas para manipular o sostener objetos deben tener precaución tras la primera impresión al sujetar el dispositivo.

En el mercado existen varios soportes y bases que pueden resultar fácilmente acoplables a una silla de ruedas y la pantalla de 9.7 pulgadas puede resultar cómoda de usar con un licórnio o apuntador capacitivo.

Aunque iOS, el sistema operativo de Apple para dispositivos móviles, posee una función de comandos de voz para controlar algunos aspectos del dispositivo, se echa en falta un servicio de reconocimiento de voz para el sistema operativo para aquellos usuarios que necesiten introducir información a través de la voz. Existen aplicaciones en la App store, la tienda online de aplicaciones de Apple, que se dedican a esta función de convertir la voz en texto pero no todas tienen una buena integración con el sistema operativo por lo que no se puede considerar como una solución completa. Existen rumores de que Apple integrará este servicio en la próxima versión del sistema operativo pero todavía no hay certezas sobre ello.

El dispositivo sólo tiene 4 botones físicos (bloqueo, subir y bajar volumen y botón de inicio). Salvo el botón de inicio, situado en el frontal bajo la pantalla táctil, el resto de botones se encuentran en los cantos de la carcasa. Los botones son de fácil presión y la funcionalidad de los mismos se puede anular o gestionar mediante el software de este tablet por lo que personas que no puedan pulsar dichos botones no encontrarán demasiados problemas con él.

Esta versión del tablet de Apple incorpora una cámara frontal de 1Mpx, resolución suficiente para mantener una videoconferencia con lengua de signos, unido a la resolución de la pantalla (1200X768 pixeles con 132 PPP) y al servicio de videoconferencias de Apple, conocido como Facetime hacen que sea una buena opción para personas con hipoacúsia.

Son las personas con discapacidad visual, tanto parcial como total, las que disfrutarán más de este dispositivo ya que es el tablet con mejor accesibilidad del mercado para personas con discapacidad visual. El magnificador (Zoom) y el lector de pantallas (VoiceOver) están completamente integrados en el sistema operativo y se incluyen voces sintéticas para más de 20 idiomas.

Varias empresas y organismos relacionados con el autismo han desarrollado estudios y aplicaciones para personas con este perfil de discapacidad por lo que actualmente este dispositivo ofrece una mejor experiencia de usuario para personas con autismo a través de su interfaz o aplicaciones específicas.

Motorola Xoom,accesibilidad y Honeycomb

La empresa Motorola ha sacado al mercado la primera tablet con Android 3.0, más conocido como Honeycomb. La versión para tablets del sistema operativo de Google para dispositivos móviles.

El dispositivo tiene características interesantes que lo hacen un buen candidato para un equipo para el salón. Sus 10.1 pulgadas de superficie de pantalla y sus 10 horas de autonomía, según la información ofrecida por el fabricante, le permiten ser una buena opción para consumir contenidos multimedia de forma cómoda.

Este dispositivo se distribuye con diferentes perfiles de conectividad: soporte 3G, sólo WIFI, etc. Puedes consultar más información en la página de características de motorola Xoom.

Fotografía de la Motorola Xoom

Accesibilidad del dispositivo

El Motorola Xoom es compatible con todos los productos de apoyo software diseñados para Android 2.x y 3.x. Hay que reseñar la óptima respuesta de la síntesis de voz y el sistema de reconocimiento de voz gracias al procesador incluido en el dispositivo el cual permite la ejecución de varias aplicaciones de forma rápida.

Aunque los lectores de pantalla Talkback o Spiel pueden instalarse en el dispositivo, los usuarios ciegos no podrán utilizar el dispositivo con estos lectores de pantalla ya que este tablet carece de teclas físicas de cursor, trackball o joypad por lo que el único interfaz de entrada es la pantalla táctil. Actualmente el único producto de apoyo de Android para personas ciegas que puede utilizar la pantalla es Mobile accessibility for Android de la empresa Codefactory pero aún no ha sido optimizado para tablets.

Sus dimensiones pueden resultar cómodas para una persona con baja visión o con problemas para manipular el dispositivo., aunque hay que mencionar que los casi 800 gramos de peso del dispositivo lo hacen incómodo de sujetar al vuelo. Además, el peso del dispositivo no está repartido de forma homogénea por lo que sujetar el dispositivo con una mano puede ser complejo para algunas personas con discapacidad física.

Además, las personas con problemas para manipular objetos encontrarán que las conexiones físicas del dispositivo y las teclas físicas del mismo, para controlar el volumen principalmente, son difíciles de manipular debido a que están muy incrustadas en la carcasa del dispositivo y los botones son de poco grosor y poco relieve por lo que presionarlos es complicado para personas de dedos gordos o con problemas para mover los dedos.

El tamaño de 249.1mm x 167.8mm x 12.9mm, 10.1 pulgadas de pantalla y una resolución de 1280X800pixeles puede resultar suficiente para los perfiles de baja visión menos exigentes. Recordemos que actualmente, para Android, no existe ningún magnificador de pantallas software por lo que los perfiles de baja visión más graves encontrarán más problemas con el dispositivo.

El dispositivo junto a un atril sujeto a una silla de ruedas junto con un licórnio o apuntador compatible con pantallas capacitivas puede resultar una combinación muy útil para personas con un perfil de discapacidad física algo más severo.

Uno de los perfiles de discapacidad más beneficiados por las características de este modelo de Motorola son las personas sordas. Su cámara frontal de 2Mpx para videoconferencias aportan una de las resoluciones más altas del mercado para este tipo de cámaras frontales. Sus 150 pixeles por pulgada de densidad de resolución visual hacen que la interpretación de la lengua de signos sea cómoda.

Android, autonomía y accesibilidad actual para ciegos

Android, el sistema operativo de Google para dispositivos móviles es reconocido, actualmente, como la plataforma más utilizada dentro de los denominados como smartphones o teléfonos inteligentes. Un sistema operativo barato que puede ser instalado en multitud de dispositivos ha permitido pensar en la posibilidad de que las personas ciegas puedan abandonar el concepto actualmente obligatorio de que sólo un dispositivo de alta gama puede ser compatible la instalación de productos de apoyo para personas con discapacidad visual. Esto implica que una persona ciega deberá pagar más por un teléfono que una persona que vea perfectamente. Las operadoras promocionan parcial o totalmente el precio de algunos terminales pero, haciendo las cuentas de consumo obligatorio durante el periodo de permanencia, se puede deducir que nadie da nada gratis, y menos una empresa de telefonía.

Accesibilidad para ciegos en dispositivos móviles

Actualmente, salvo Apple con su iPhone y aquellos teléfonos diseñados específicamente para ciegos, todas las soluciones y productos de apoyo existentes para ciegos en plataformas móviles deben ser instalados por el usuario. En algunos casos, como Symbian o Windows mobile, el producto de apoyo requiere la compra de una licencia de uso por lo que el precio del terminal para una persona ciega es superior al resto. En el caso de Android encontramos productos de apoyo gratuitos, gracias a iniciativas basadas en la filosofía del software libre, y productos no gratuitos por lo que la persona ciega, aparentemente, puede elegir si pagar o no pagar más que el resto.

Soluciones gratuitas

Talkback y Spiel son los dos lectores de pantalla más conocidos para Android. Ambos programas están disponibles en el Market de Android de forma gratuita. Incluso algunas compañías telefónicas y fabricantes de terminales distribuyen sus teléfonos con Talkback preinstalado para aprovechar las funciones de síntesis de voz asociados a estos servicios de accesibilidad.

Estos programas dan acceso a parte del interfaz que muestra Android pero sufren importantes limitaciones definidas por la capa de accesibilidad que Google ha desarrollado para su sistema operativo. Entre las limitaciones están la de no poder utilizar gestos táctiles debido a que si tocamos la pantalla en un punto, el lector de pantalla nos avisará del elemento activado después de que el sistema haya ejecutado el elemento activado por lo que una persona ciega no podrá explorar la pantalla táctil tocando. En su lugar deberemos utilizar dispositivos que tengan un cursor, joypad o trackpad por lo que el catálogo de teléfonos compatibles se reduce notablemente para las personas ciegas.

Otra de las limitaciones es que los controles visuales para la construcción de interfaces, como botones, cuadros de texto o casillas de verificación, no son compatibles por defecto con la capa de accesibilidad del sistema por lo que para que una aplicación sea accesible para los lectores de pantalla el desarrollador debe molestarse en compatibilizar cada interfaz con la capa de accesibilidad de Android.

Soluciones no gratuitas

La empresa Codefactory, creadora de productos de apoyo para Symbian y Windows mobile, ha puesto a la venta en el Market de Android, la tienda on-line de aplicaciones para Android, su último producto conocido como Mobile accessibility for Android. Esta aplicación es un entorno cerrado accesible que permite que una persona ciega, a través de gestos sencillos sobre la pantalla táctil, pueda consultar la agenda y el calendario, gestionar llamadas telefónicas, navegar por Internet en su propio navegador, reproducir música y algunas funciones más. Esta aplicación puede satisfacer las necesidades de un usuario ciego que sólo quiera utilizar su dispositivo como teléfono convencional por lo que no es recomendable para aquellos usuarios que quieran aprovechar y experimentar con terminales de última generación y alta gama ya que este software, actualmente, no es compatible con muchas de las aplicaciones del Market de Android por la misma razón que las soluciones de accesibilidad gratuitas para Android.

Soluciones puntuales y específicas

Muchas de las aplicaciones desarrolladas por Google para Android tampoco son compatibles con la capa de accesibilidad. Ejemplos de esta carencia de concienciación de los desarrolladores de Google podemos encontrarlos en el navegador Web incluido por defecto en Android, el cliente de GMail y correo electrónico, el reproductor de Youtube, el calendario o algunas funciones de la agenda.

Esto ha llevado a algunos desarrolladores y grupos de usuarios a crear soluciones alternativas compatibles, total o parcialmente, con la capa de accesibilidad o soluciones específicas para personas ciegas.

Algunas soluciones específicas resultan interesantes para todo tipo de público,sea o no ciego. Algunos ejemplos son un navegador Web en modo texto, un cliente de eMail simplificado, un marcador telefónico mediante gestos, un reconocedor de colores o herramientas de orientación GPS.

Realidad de la accesibilidad no real de Android

Google publicita y transmite el mensaje de que es una empresa concienciada con la accesibilidad pero no acomete una tarea muy importante para Android: la de ampliar la capa de accesibilidad del sistema e incluirrla como una base de la plataforma en lugar de ser elementos optativos para el desarrollador. Existen problemas importantes relacionados con estas limitaciones de la capa de accesibilidad que provocan que Android no tenga una población numerosa de personas ciegas. Desde que una persona ciega no pueda activar y desactivar su producto de apoyo de forma rápida hasta el no poder utilizar las aplicaciones más sencillas que vienen por defecto en el teléfono.

El uso de soluciones específicas o alternativas puede satisfacer a algunos usuarios poco exigentes pero puede provocar que el usuario se enfrente a problemas curiosos en el futuro. Algunos ejemplos pueden ser las limitaciones del navegador en modo texto, el cual tiene un soporte de tecnología Javascript muy limitado. Otro ejemplo lo encontramos en el cliente alternativo de correo electrónico, el cual no gestiona bien los archivos adjuntos a un correo o, simplemente, al no existir todavía un lector o editor de documentos en formato Word, RTF o PDF compatible con los lectores de pantalla, la persona ciega no podrá leer ese archivo adjunto enviado de forma urgente para una consulta rápida.

Otro problema que se verá agravado con el tiempo es la limitación del catálogo de dispositivos compatibles con los productos de apoyo. Recordemos que estos lectores de pantalla requieren que el teléfono tenga un cursor físico o trackball para que el usuario ciego pueda explorar la pantalla. Cada vez más los fabricantes han apostado por dispositivos totalmente táctiles o con teclados qwerty pero que carecen de teclas de cursor por lo que no serán compatibles con los lectores de pantalla.

Google es responsable de la falta de accesibilidad de una plataforma que podría beneficiar notablemente a un colectivo de personas obligadas a adquirir terminales caros o pagar más al estar obligados a utilizar un producto de apoyo. Nosotros, los usuarios, tenemos la obligación social de exigir a Google que emprenda el trabajo necesario para que Android pueda ser una alternativa real y accesible para todos en el mundo de los dispositivos móviles.

Boot to Gecko el nacimiento de un sistema operativo con carencias de accesibilidad

El grupo Mozilla, creadores de Firefox y Thunderbird, han comenzado un proyecto denominado Boot to Gecko. Este proyecto persigue crear un nuevo sistema operativo para tablets y smartphones utilizando tecnologías y recursos de software libre. Quiere competir con otras plataformas como Android o iOS.

El proyecto se encuentra en una fase inicial pero ya presenta una carencia muy importante. En ninguna de sus páginas de presentación o documentación mencionan la accesibilidad. Aunque la tecnología para crear interfaces será HTML5 no sabemos si se incorporarán productos de apoyo o el método para mostrar los diversos interfaces del sistema proporcionará alguna capa de accesibilidad que permita a un producto de apoyo acceder a la información.

Enmendando el error

Es un problema conocido que muchos de los desarrolladores y profesionales del software desconocen las necesidades de los usuarios con discapacidad y los requisitos de la accesibilidad. Somos los usuarios, con y sin discapacidad, los que debemos avisar del problema para que pueda darse solución. Una de las ventajas de los proyectos de software libre es que todo el mundo, en principio, puede participar en ellos. Es nuestra labor la de participar en este proyecto pidiendo y colaborando para que el proyecto siga unas pautas de accesibilidad que garanticen el acceso a todos los usuarios.

Conceptos básicos de accesibilidad en interfaces

Cualquier aplicación, independientemente del lenguaje de programación utilizado o plataforma para la que se destina la aplicación, posee un interfaz gráfico para el usuario. Este interfaz emplea una serie de controles que le permiten al usuario interactuar con la aplicación, los datos gestionados por la misma y las diversas funciones que ofrece la aplicación.

En el diseño de interfaces gráficas de usuario hay multitud de guías, conceptos y tendencias. El problema es que la accesibilidad aún no es una norma obligatoria en ellas aunque existen leyes en países y regiones que solicitan que las interfaces de las aplicaciones incorporen características de accesibilidad.

En este artículo hablaremos de algunos conceptos básicos que podemos incorporar en nuestras interfaces gráficas para incrementar el nivel de accesibilidad de las mismas.

Identificación de controles

Las interfaces gráficas, en su mayoría, presentan controles que permiten al usuario introducir, seleccionar o modificar información así como activar funciones de la aplicación. Estos controles son botones, cuadros de edición, listas de selección, casillas de verificación, etc.

Un usuario necesita identificar para qué sirve cada control de la interfaz y qué información hay que introducir o seleccionar en cada caso. Para ello debemos proporcionar una etiqueta que, de forma visual, identifique la funcionalidad del control o la información que el usuario debe introducir. Esta identificación debe hacerse, preferentemente, a través de un texto ya que si utilizamos imágenes, estas pueden resultar confusas para el usuario (no todo el mundo interpreta de la misma manera los pictogramas) o resultar inaccesibles (no todos los usuarios pueden acceder a la información visual).

La etiqueta debe estar en un sitio coherente con respecto al control. Lo más habitual, para los idiomas occidentales, es situar la etiqueta a la izquierda del control o arriba de este. De esta forma, el usuario puede asociar la etiqueta a su control.

Distribución de los controles

Un interfaz gráfico, al igual que un escrito o cualquier estructura de información, debe ofrecer una estructura o distribución de los controles que resulte comprensible para el usuario. Por ejemplo, lo más habitual es presentar, por ejemplo, los datos de un contacto siguiendo el orden de nombre, apellidos, número de teléfono, correo electrónico y dirección postal. Esta estructura es comprensible para la mayoría de usuarios y el orden de los campos es predecible para él por lo que el usuario se siente cómo a la hora de utilizar la aplicación. Esto repercute en la experiencia de usuario de nuestra aplicación.

A la hora de diseñar cada ventana o formulario de nuestra aplicación debemos estudiar la distribución de los controles de forma global y relacional prestando especial atención a que la presentación resulte comprensible y conocida para el usuario final de nuestra aplicación.

Sencillez de interfaz

Las interfaces gráficas más modernas persiguen la sencillez debido a varias razones: pantallas más pequeñas, mejora de la usabilidad y experiencia de usuario y división de subinterfaces por funcionalidad. Para ello se han creado métodos para mostar distintos niveles de información en una misma superficie. Para ello se utilizan pestañas que nos permiten cambiar entre vistas de información o botones que muestran una nueva ventana de la aplicación.

Esta posibilidad de mostrar varias subinterfaces en nuestra aplicación nos permite diseñar nuestra interfaz general de forma que podamos definir subgrupos según funcionalidades o secciones de información. Todo esto persigue mostrar el mínimo número de controles necesario por pantalla. Un usuario, sobre todo si es un nuevo usuario de una aplicación, se mostrará confuso y desconfiado ante una interfaz con demasiados controles en pantalla. Una sensación similar podemos experimentarla al observar el tablero de mandos de un helicóptero o un avión antiguo, los cuales podemos observar en muchas películas de cine bélico o de acción. Esas interfaces de vehículos complejos muestran, en poco espacio, multitud de relojes, botones, conmutadores y niveles que resultan incomprensible para alguien que no sepa pilotar dicho artilugio.

Debemos vigilar no mostrar demasiados botones o campos de información en cada una de las ventanas de nuestra aplicación. Dependiendo de la complejidad de la misma y el perfil de usuario a la que vaya dedicada nuestra aplicación este número máximo de controles oscilará entre 3 y 15 controles. Estos valores son orientativos, por supuesto.

Cerrando espacios en Mission control con VoiceOver

Parece ser que uno de los principales errores en accesibilidad de la primera versión de OSX Lion, el sistema operativo de Apple para ordenadores de sobremesa y portátiles, es la falta de documentación en VoiceOver y otros productos de apoyo.

En un artículo anterior de este blog comenté que VoiceOver era incapaz de cerrar un espacio en Mission control. El problema es que si el usuario desconoce el comando, VoiceOver no da la información y la información no está disponible en la documentación interna del producto pues sólo lo sabrá el personal de la propia Apple. Esto ha pasado con el comando que nos permite llevar a buen término esta tarea.

Creando y cerrando espacios en Mission control

Para crear espacios con VoiceOver es muy sencillo. Simplemente debemos ir a Mission control y buscar el botón para crear un nuevo espacio.

Para cerrarlo debemos ir a la lista de espacios en Mission control y colocarnos sobre el espacio que queramos cerrar. Una vez sobre él pulsaremos la combinación de teclas Control+Opción+Comando+F2 o VO+Comando+F2. Con esto nos saldrá un mensaje indicando que pulsemos la tecla Enter para aceptar la acción o Escape para cancelar.